Hace bastantes años ya, no se cuantos, la verdad tampoco importa ,tampoco recuerdo cual fué el motivo.

Lo qe si recuerdo fué tu tono de guasa cuando me decías que yo no me mojaba, que era suizo, cuando te decia que yo era neutral. Igual tendría que haberte dicho que te engañaba, que no era tan neutral, porque de haber sido tan neutral no habrías estado agarrada a mi mano mientras pasas por estos agónicos momentos.

También tendría que reconocer que pese a ser mi suegra y haber tenido los dos nuestros encontronazos siempre he defendido que mi suegra no era la "típica" suegra, nos hemos llevado bien a pesar de haber sido la razón de que tu hija no estuviese a tu lado todo lo que imagino habrías deseado.

Para lo bueno y para lo malo siempre has sido tú misma , y siempre podré decir que he tenido una suegra "cojonuda" , espero que tú te hayas sentido tan querida como me lo has hecho sentir a mí y que hayas considerado que como yerno he estado a la altura, al menos se que lo he intentado.

No se cómo se lo vamos a explicar a tus nietas, va a ser complicado que comprendan que no volverán a sentarse en la escalera a tirarle la pelota a Laila contigo, pero tu recuerdo siempre les acompañará, sobre todo cuando nombren la palabra "Rinoceronte" .

Un abrazo Cuca, te echamos de menos, nunca te olvidaremos.